La columbra vertebral del Isleño campeón de liga parece no desmembrarse. La renovación de Ortiz hace pensar que el grupo seguirá unido esta temporada. Su dedicación y liderazgo han hecho de él uno de los jugadores fundamentales en las rotaciones de Isco.

“Acabar el año como campeones fue increíble. La temporada fue muy complicada, ya que empezamos muy bien pero luego acusamos una racha mala de resultados, pero con trabajo y sacrificio obtuvimos una liga muy reñida.”
“En esa mala racha, los capitanes, junto con Isco, apostamos por el grupo, hicimos piña, trabajamos duro. Nos pilló en una mala época, pero todos pusimos de nuestra parte y poco a poco lo sacamos adelante.”
“El año pasado el objetivo era no descender y acabamos siendo campeones. Este año no queremos ponernos el objetivo claro de repetir título, sino competir por estar ahí arriba, hacer un buen equipo y luchar por ascender. Pero paso a paso…”

Volver