La madurez no entiende de edad. La madurez es algo que con el tiempo se adquiere. Se gana mediante situaciones difíciles, disciplina y un buen conocimiento de la circunstancia.

El deporte te hace crecer como persona. Ganas responsabilidad al tirar de un grupo, al aprender de gente más mayor. En cada entreno, en cada jugada. Cada segundo que pasas con el balón en los pies, te haces un poco más mayor. Por tu bien. Por el de tus compañeros.
Que un niño de 15 años juegue con gente que supera la veintena, puede sorprender. Si ese niño es Alvarito Heredia. No sorprende. Ya dejó de ser niño.
Durante la campaña pasada, capitaneando al grupo Cadete, aportando al Juvenil y debutando con el Senior, Alvarito creció no solo como jugador, sino como persona.
Desde nuestro Club, estamos muy orgulloso de la trayectoria de Alvarito Heredia, y estamos seguros que llegará lejos. Por juventud. Por madurez.
Adjuntamos un emotivo vídeo de Alvarito tras anotar su primer gol con el equipo Senior.


Volver